Especial Lo bueno de llamarse Andrómeda III

Volvemos al ataque con los especiales, esta vez para hablar de los personajes que podréis encontrar en Lo bueno de llamarse Andrómeda.

¿Empezamos por la protagonista? Perfecto.

Andrómeda mitológica: hija de un rey y una señora muy guapa, todo lujo, todo candor infantil, toda gracia en su juventud, toda ojiplática cuando un buen día viene su padre y le dice que la tiene que encadenar a un acantilado para que se la coma un monstruo.

Andrómeda constelación: es una de las más conocidas (también hay una galaxia con este nombre). Comparte una estrella con Pegaso, pero esto no viene a cuento. La cosa es que desde el principio de los tiempos (aunque hay versiones que dicen que Atenea fue quien la puso ahí arriba), la constelación existe en paz, mirando el universo en la distancia.

Andrómeda de Lo bueno de llamarse Andrómeda: es una muchacha con una vida sencilla, parecida a la tuya y la mía, que trabaja en una tienda de ropa y nunca se ha parado a pensar en el futuro, hasta que observa su día a día y descubre que lo que ve no le gusta.

¿Qué ha pasado? ¿Cuándo el plan de trabajar, ganar dinero, gastar dinero, dormir y comenzar otra vez ya no es lo que necesita? ¿Qué ha cambiado en ella?

En la novela tenemos todo un proceso de autoconocimiento donde vemos de cerca episodios de depresión en el personaje, de ansiedad, pero también ese momento en que la gota colma el vaso y Andrómeda se rebela a la incertudumbre porque… ¿Qué asusta más que no poder decidir, aunque sea un poco, lo que a uno se le viene encima?

Son este tipo de cuestiones las que pondrán en movimiento el mundo de la protagonista llevándola hasta el resto de personajes.

tenor

¿Seguimos por Vasco? Ok.

Vasco no lo ha tenido fácil y eso que nadie lo encadenó a un acantilado. En su caso fue, de hecho, todo lo contrario. Nos encontramos ante un personaje complejo, uno de esos que in the real world, no sabríamos si nos cae bien o nos cae mal de buenas a primeras.

¿Alguna vez has oído hablar del carácter de los marineros? Yo he conocido un par y en realidad, hay de todo, pero más de una vez ellos mismos me contaron que no suelen ser muy dados a conversaciones gratuitas, no pretenden quedar bien con nadie, ni se molestan en entablar charlas vacuas. ¿Por qué? Pues porque trabajan en un barco con bastantes personas (algunos, otros casi viven en soledad) y prefieren perderse en sus propios pensamientos que alimentar la farándula fugaz de cualquier ego o compañía, también fugaz.

Por eso es complicado, a veces, entenderse con algunos. Imagínate lo difícil que puede ser si encima tú eres una extranjera recién llegada a Lisboa y él un portugués tan peculiar.

barco-velero-oleaje

Nos queda Cruz. Al ataque.

A veces somos tontos nivel pensar que el resto del mundo vive en las mismas condiciones que nosotros, o no en las mismas (tenemos conciencia de que hay gente que pasa necesidades, claro) pero como que nos pilla todo de lejos. No es así. Aunque sepáis que hay pobreza, aunque sepáis que hay necesidades, decidme que os resulta sencillo comprender que existen personas, a día de hoy, dependientes de la agricultura para cubrir sus necesidades alimentarias básicas. Gente que TIENE que cultivar la tierra, con nuestra misma edad, para subsistir. No porque sea un preparadísimo técnico agrario con sus quince máquinas para trabajar el campo, sino porque es un chaval con hambre, las mismas herramientas de su tatarabuelo y gente que depende de él a la espalda.

Claro, no solo se puede vivir del campo. Garantizarse una buena colecta de patatas no te va a pagar la factura de la luz… Pero, ¿cómo se puede ganar la vida una persona de estas características en un lugar como Lisboa? ¿Qué hace allí, a todo esto? ¿En qué círculos se mueve? ¿Qué ocupa su tiempo en la temporada que más gente lleva a la capital portuguesa? ¿Cómo se adapta?

tenor (1)

Hasta aquí el especial porque podría seguir contándoos cosas de otros personajes como por ejemplo Arquímedes III, pero prefiero que los conozcáis por vosotros mismos en la novela.

¿Ya la has leído?

https://www.planetadelibros.com/libro-lo-bueno-de-llamarse-andromeda/290253

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s